El color de la yema del huevo… ¿Amarilla o naranja?

     Hoy vengo a hablaros sobre el color de la yema. Seguro que alguno de vosotros prefiere algún color en concreto para la yema, más amarilla, más naranja… Y es que la comida debe llamarnos la atención para llevárnosla a la boca, y la yema no iba a ser menos.

¿De qué depende el color de la yema?

     Su color va a depender de la cantidad de carotenos que contenga, cuanta más cantidad, color más intenso (yema anaranjada) y cuanta menos cantidad, color menos intenso (yema amarillenta). ¿Y de qué dependerá que tenga más o menos? Pues de la alimentación que haya llevado la gallina. Los carotenos son unos compuestos liposolubles (que se pueden disolver fácilmente en grasa) que se encuentran por ejemplo en el maíz, dándole esas tonalidades amarillentas o anaranjadas. Estos compuestos pasan finalmente al huevo determinando su coloración.

¿Hay alguna diferencia más allá del color?

     No, su sabor, su textura, su olor y demás características seguirán siendo iguales. Muchos lugares de Internet afirman que el color de la yema determina su frescura, sus nutrientes… ¡Todo falso!

     Pese a todo ello, se han realizado estudios sobre qué color atrae más a la gente, y se han diseñado escalas como la que os presento a la derecha. Con los estudios se han determinado que los colores que más atraen son los intermedios: ni muy naranja ni muy amarillo. Así pues, los colores favoritos pertenecen a los colores 7, 8 y 9 de la escala, y cuando se analiza la calidad de los huevos se comparan con estos patrones para determinar si el color va a atraer a los consumidores o no.

     ¡Si tenéis alguna otra pregunta, hacédmela llegar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *