¿Por qué consumir chicles puede provocar efectos laxantes?

Chicles
¿Efectos laxantes?

Si tienes un paquete de chicles a mano, lee la letra pequeña y podrás observar que hay, entre otros avisos nutricionales, uno que remarca “Un consumo excesivo puede provocar efectos laxantes”. Y es que un chicle nos parece de lo más inofensivo; lo vemos como algo más bien para pasar el rato, pero…

¿Por qué un consumo excesivo de chicles puede provocar efectos laxantes?

Antes que nada, tenemos que revisar la composición nutricional de los chicles. Esta se basa en:

  • Goma base
  • Agentes de recubrimiento
  • Edulcorantes
  • Saborizantes




Esos son los elementos más comunes que podemos encontrar en los chicles. En primer lugar, la goma base es esa pasta pegajosa sobre la que se asientan el resto de ingredientes. Los agentes de recubrimiento forman esa capa dura que envuelve al chicle e impide su desecación. Los edulcorantes aportan ese dulzor que notamos al masticarlos, que junto con los saborizantes, consiguen dar el sabor deseado al chicle en cuestión.

¿Qué es lo que provoca los efectos laxantes?

Aquí es donde nos centraremos en los edulcorantes. La industria agroalimentaria ha apostado, en el caso de los chicles, por los edulcorantes intensivos, es decir, edulcorantes que consigan dar mucho dulzor aún añadiéndolos en muy pocas cantidades. Si se usara azúcar blanco o azúcar refinado se tendría agregar en grandes cantidades para conseguir el mismo dulzor, lo que elevaría los costes de los chicles.

En los chicles se emplea como edulcorante (junto con otros) el sorbitol. Se trata de un edulcorante intensivo cuya estructura química os muestro aquí:

Sorbitol
Estructura química del sorbitol

Este compuesto químico es prácticamente imposible digerirlo en nuestro cuerpo, de modo que actúa de una forma parecida a la fibra alimentaria. Es decir, aumenta el tránsito intestinal, lo que finalmente entendemos como “efectos laxantes”.

¿Es el sorbitol perjudicial para la salud?

En absoluto. Estudios realizados por la Unión Europea, así como España han demostrado científicamente que esto no tiene efectos negativos sobre nuestra salud más allá de los efectos laxantes. No obstante, estos efectos laxantes, en caso de ser muy agudos, pueden desencadenar otros tipos de complicaciones, como la deshidratación; aunque para ello la cantidad a consumir de chicles sería desorbitada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *